Séptima fortuna del mundo y al parecer en excelente forma a sus 75 años, Lawrence (Larry) Ellison no suelta el timón de Oracle, la empresa que fundó hace 42 años. Todo lo contrario, se carga de funciones cada vez que pierde un lugarteniente. No hay mérito alguno en acertar a qué competidor dedicará sus pullas cada año en OpenWorld, el evento para clientes. En los recientes, su enemigo decla­rado es Amazon Web Services (AWS) y entre ellos no habrá paz ni tregua.

A otros –como IBM o SAP, sus némesis histó­ricas– les ignoró, pero tuvo alguna frase amable hacia Microsoft, últimamente convertido en aliado táctico. El mes pasado, la aparición inaugural de Ellison en OpenWorld, giró en torno a su base de datos autónoma, producto fundamental para cerrar puertas a todo adversario.

Oracle trata de atrapar cuota de un mercado liderado por Amazon y seguido por Microsoft

La maniobra trata de atrapar cuota del mercado global de ­infraestructura como servicio (IaaS) dominado por AWS seguida de Microsoft y en el que Oracle es un competidor mar­ginal. Una premisa es: la ventaja del líder es relativa, porque el mercado actual no representa ni el 20% del potencial; el resto de las cargas siguen en los centros de datos corporativos, en los que la baza de Oracle es la hegemonía de su base de datos.

Asimismo, ya que AWS ofrece como señuelo una base de datos propia a quienes contraten su servicio, Oracle se defiende con uñas y dientes. En este punto preciso coinciden –a saber cuánto y hasta cuándo– los in­tereses de Oracle y Microsoft, unidos ahora por un pacto técnico sin concreción comercial.

Tras un tímido anuncio en el 2017 al que siguió la disponi­bilidad parcial en el 2018, este año se ha presentado en OpenWorld un aluvión de novedades que enriquecen la Autonomous Database (OAD, para abreviar). Aderezadas con alusiones punzantes o desdeñosas hacia AWS. Según Ellison, el 2019 ha sido el año en el que las funciones autónomas empiezan a definir “la próxima ­generación cloud ”. Explícitamente, todo lo que el mercado conoce hoy como computación en la nube es sólo una primera generación. El único beneficio tangible de esta ha sido la introducción del pago por uso, mientras que en la segunda “nos hemos encargado de quitar de la ecuación el trabajo humano”.

Este es un argumento central ­para postular ese atributo de autonomía [la base de datos se autoconfigura , autoparchea y autoprotege sin necesidad de intervención humana]. Al eliminar el trabajo humano ya no hay riesgo de error, adoctrinó Ellison. En un curioso parangón con el coche autónomo –salvará vidas, mientras que la OAD evita la pérdida de datos– Ellison aseguró que las organizaciones comprobarán que reducir la complejidad no implica perder el control. “Siempre podrían retomar el volante”, una posibilidad que, supuestamente, debería tranquilizar a los directores de IT no siempre a gusto con el rol que les depara la transformación de las organizaciones.

Crecimiento

El el pasado trimestre, la base de datos autónoma sumó 500 nuevos clientes

A propósito de seguridad, Ellison subrayó que es una cualidad intrínseca de la OAD, e hizo mención de la reciente sustracción al banco CapitalOne de datos sobre más de 100 millones de cuentas y tarjetas. Si este banco hubiera sido cliente de Oracle, aseveró, esto no hubiera pasado, pero ocurre que CapitalOne es cliente de Amazon Web Services. “En los contratos sobre la nube de Amazon –re­machó– el cliente que comete un error es el responsable de cualquier pérdida de sus datos; en Oracle Cloud Infrastructure (OCI) sencillamente no puede haber errores”. Literalmente: “La responsabilidad no sería vuestra sino nuestra”.

Al decir de Oracle, su base de ­datos autónoma está teniendo un razonable éxito: en el pasado trimestre habría añadido 500 nuevos clientes, con la particularidad de que un 13% de ellos no eran usuarios anteriores de la base de datos convencional de la compañía.

Fuente original: https://www.lavanguardia.com/economia/20191008/47862549533/cloud-datos-oracle-amazon-aws-empresas.html

Please follow and like us:
Facebook
Twitter
LinkedIn